Artículo

Articulos Originales \ Imágenes en cardiología

REC Interv Cardiol. 2020;2:153-154

Variaciones del iFR durante la angioplastia coronaria

iFR variations during coronary angioplasty

Iván J. Núñez-Gil, Óscar Vedia, Hernán Mejía-Rentería, Rafael Vera-Urquiza, Alex F. Castro-Mejía y Antonio Fernández-Ortiz

Departamento de Cardiología Intervencionista, Hospital Clínico San Carlos, Madrid, España

Varón hipertenso y exfumador de 55 años hospitalizado con signos de dolor torácico típico, bloqueo de rama izquierda y niveles normales de troponina. La angiografía reveló enfermedad coronaria de 2 vasos, circunfleja izquierda y coronaria derecha. Esta última se trató con un stent y la circunfleja izquierda mediante intervención guiada por el índice diastólico instantáneo sin ondas (iFR). Después se empleó una segunda guía convencional para dar estabilidad. La figura 1A muestra la angiografía inicial (vídeo 1 del material adicional), la ecualización de las presiones proximal y distal (figura 1B y figura 2A), la angioplastia simple con balón, la medición del gradiente de presión de enclavamiento mediante el iFR (figura 1C y figura 2D), el resultado angiográfico después de la angioplastia con balón (figura 1D), la medición del iFR después de la angioplastia con balón (figura 1E y figura 2E,F) y el resultado final (figura 1F, figura 2G,H y vídeo 1 del material adicional).

Figura 1.

La figura 2A muestra la ecualización, un iFR positivo después de la lesión (figura 2B), un cambio brusco del iFR durante la retirada que sugiere estenosis focal (figura 2C), el iFR durante el inflado del balón sin flujo anterógrado (gradiente de presión de enclavamiento según iFR) (figura 2D), el iFR 1 minuto después de la angioplastia (figura 2E), 4 minutos después sin maniobras ni fármacos (figura 2F), el iFR final y el iFR en retirada, respectivamente, después de implantar el stent (figura 2G,H).

Figura 2.

El flujo, todavía bajo (0,63), registrado inmediatamente después de la angioplastia con balón se debió, probablemente, a la microcirculación y al flujo colateral. Esto se explicaría por un mayor flujo después de desinflar el balón de angioplastia derivado de una vasodilatación compensatoria arteriolar. Este flujo aumentado por compensación eleva el gradiente de presión translesional y arroja valores iFR más bajos de lo que cabría esperar después de tratar la lesión. No obstante, el iFR aumentó 4 minutos después (de 0,63 a 0,89), un tiempo razonable para recuperar las condiciones en reposo incluido el tono arteriolar vascular basal, lo cual confirma los buenos resultados fisiológicos de la angioplastia con balón.

En conclusión, los índices fisiológicos en reposo han de emplearse con cuidado y de manera oportuna para evitar sesgos y problemas a la hora de interpretar los resultados.

MATERIAL ADICIONAL

Vídeo 1. Núñez-Gil I. DOI:10.24875/RECIC.M19000083

Vídeo 2. Núñez-Gil I. DOI:10.24875/RECIC.M19000083

Autor para correspondencia: Departamento de Cardiología Intervencionista, Hospital Clínico San Carlos, Avda. Profesor Martín Lagos, s/n, 28040 Madrid, España.
Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. (I.J. Núñez-Gil).

Artículo especial

Recic 19 4 082 F4

Artículo original

Recic 19 4 084 F2
Recic 19 4 076 F1

Artículo especial

Figura2

Editorial

Artículo original

3Figura3



Una causa inusual de shock cardiogénico

Montserrat Gracida, Lara Fuentes, et al.

¿Cómo lo haría?
Ana Belén Cid Álvarez

Resolución
Montserrat Gracida, Lara Fuentes, et al.

Imágenes en cardiología

Recic 19 4 048 F1

Debate

Recic 19 103 F1
Recic 19 104 F1

Artículo original

Recic Uk 19 4 077 F1

Editorial

Revisión temática

Recic 19 4 089 F1

Cartas al editor

Recic 19 94 F1