Ahead of Print

Articulos Originales \ Imágenes en cardiología

Disponible online: 08/06/2020

TAVI y tronco común comprometido. Resolución ping-pong guiada con IVUS

TAVI and compromised left main coronary artery. IVUS-guided “ping-pong” resolution

Iván J. Núñez-Gil Rafael Vera Pilar Jiménez-Quevedo Luis Nombela-Franco Antonio Fernández-Ortiz

Departamento de Cardiología Intervencionista, Hospital Clínico San Carlos, Universidad Complutense de Madrid, Madrid, España

Varón de 76 años hospitalizado para recibir un implante transcatéter de prótesis valvular aórtica. El tronco común (TC) tenía una disposición baja (8,5 mm), un velo izquierdo largo (12,5 mm) y grueso en válvula aórtica (figura 1A) y senos aórticos pequeños, por lo que se optó por proteger el TC con una guía. Después de implantar una válvula Edwards-S3 (N29; -1cc) y a pesar de la permeabilidad del TC con flujo coronario normal, la coronariografía siguió mostrando imágenes no concluyentes (flecha, figura 1B y vídeo 1 del material adicional).

Figura 1.

Se realizó una ecografía intravascular (EIV) pero no resultó fácil avanzar el transductor porque la guía estaba enjaulada. Con el introductory terapéutico logramos acceder al TC a través de las células abiertas de la prótesis (figura 1C-D y vídeos 2, 3 del material adicional). La EIVconfirmó el compromiso ostial del TC (área: 5,7 mm2) por el velo nativo. Se optó por implantar un stent (4 mm x 12 mm con una optimización proximal de 5 mm x 10 mm) con una ligera protrusión de éste dentro de la prótesis valvular (figura 1E y vídeo 4 del material adicional). Tanto la EIV como la angiografía confirmaron los buenos resultados (figura 1F,G y vídeo 5 del material adicional) y el paciente fue dado de alta a las 72 horas.

En la actualidad, el compromiso de las arterias coronarias es un aspecto importante que se debe considerar. Para evitarlo el dimensionamiento debe ser el adecuado, así como la longitud anillo-senos-velo en relación con los ostium coronarios con protección de la guía o incluso el uso de técnicas adyuvantes tipo snorkel/chimenea. Aun así, se han descrito oclusiones tardías. Nuestro paciente ilustra el valor que tiene la EIV para decidir cómo tratar los ostium comprometidos y, posiblemente, evitar esta complicación tardía. Por otro lado, comparada con la técnica snorkel, la técnica ping-pong permite implantar de forma segura un stent dentro del stent de la prótesis (flecha, figura 1H), provoca una menor distorsión a su estructura y facilita el futuro acceso a las coronarias.

MATERIAL ADICIONAL

Vídeo 1. Núñez-Gil I. H. DOI: 10.24875/RECIC.M20000118

Vídeo 2. Núñez-Gil I. H. DOI: 10.24875/RECIC.M20000118

Vídeo 3. Núñez-Gil I. H. DOI: 10.24875/RECIC.M20000118

Vídeo 4. Núñez-Gil I. H. DOI: 10.24875/RECIC.M20000118

Vídeo 5. Núñez-Gil I. H. DOI: 10.24875/RECIC.M20000118

Autor para correspondencia: Departamento de Cardiología Intervencionista, Hospital Clínico San Carlos, Prof. Martín Lagos s/n, 28040 Madrid, España.
Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. (I.J. Núñez-Gil).

Artículo especial

Recic 19 4 082 F4

Artículo original

Recic 19 4 084 F2
Recic 19 4 076 F1

Artículo especial

Figura2

Editorial

Artículo original

3Figura3



Una causa inusual de shock cardiogénico

Montserrat Gracida, Lara Fuentes, et al.

¿Cómo lo haría?
Ana Belén Cid Álvarez

Resolución
Montserrat Gracida, Lara Fuentes, et al.

Imágenes en cardiología

Recic 19 4 048 F1

Debate

Recic 19 103 F1
Recic 19 104 F1

Artículo original

Recic Uk 19 4 077 F1

Editorial

Revisión temática

Recic 19 4 089 F1

Cartas al editor

Recic 19 94 F1