Artículo

Articulos Originales \ Imágenes en cardiología

REC Interv Cardiol. 2019;2:138-139

Stent paralelo en la recanalización de una obstrucción coronaria intra-stent

Parallel stenting for the recanalization of an in-stent coronary occlusion

Soledad Ojedaa,b,, Simona Espejoc y Manuel Pana,b

aServicio de Cardiología, Hospital Universitario Reina Sofía, Córdoba, España

bUniversidad de Córdoba, Instituto Maimónides para la Investigación en Biomedicina (IMIBIC), Córdoba, España

cServicio de Radiología, Hospital Universitario Reina Sofía, Córdoba, España

Varón de 48 años hospitalizado con un cuadro de angina estable. La coronariografía mostró una oclusión crónica total de coronaria derecha (ACD) por reestenosis de stents previos, desde el ostium hasta la cruz. (figura 1A). Se realizó un abordaje retrógrado tras un intento anterógrado fallido. En el tercio medio de la ACD, la guía avanzó por fuera del stent (flechas) (figura 1B). La ecografía intravascular (IVUS) realizada confirmó la correcta posición de la guía en el extremo distal del stent. Sin embargo, en el espacio existente entre ambos stents, la guía avanzó por el espacio subadventicial y esta posición se mantuvo a lo largo de toda la longitud del stent proximal (flechas) (figura 1C).

Figura 1

Tras la predilatación, se implantaron con éxito 3 stents fármacoactivos (figura 2A). En las imágenes de la angiografía e IVUS obtenidas puede verse un doble stent (figura 2B y figura 2C): el implantado con anterioridad (flechas) y los más recientemente implantados. La tomografía computarizada, realizada 3 meses después, confirmó la exclusión del stent previo (flechas) del flujo coronario y la per- meabilidad de los stents implantados en el espacio subadventicial (figura 2D). Seis meses después de realizar el procedimiento índice, una nueva valoración angiográfica confirmó los buenos resultados a medio plazo (figura 3A). No obstante, la tomografía de coherencia óptica reveló una significativa mala aposición tardía del stent (figura 3B). Asimismo, los cortes longitudinales de la IVUS mostraron el stent previo ocluido (flechas) y, en otro plano, la mala aposición del stent (asteriscos) (figura 3C) debida probablemente a la reabsorción del hematoma inducida durante el proceso de recanalización. El paciente permanecía asintomático y se optó por mantener tratamiento con ácido acetilsalicílico y ticagrelor programando una nueva reevaluación a los 18 meses de seguimiento.

Figura 2

Figura 3

La dificultad de la cardiología intervencionista en el trabajo diario: el precio de un suspiro

Jessica Roa Garrido, Antonio E. Gómez Menchero, et al.

¿Cómo lo haría?
Eduardo Pinar Bermúdez

Resolución
Jessica Roa Garrido, Antonio E. Gómez Menchero, et al.

Editorial

Revisión de ensayos

Editoriales

Revisión de ensayos

Artículo especial

Cartas al Editor

Recic 19 3 060 F1

Imágenes en cardiología

Recic 18 3 030 F3