Ahead of Print

Articulos Originales \ Imágenes en cardiología

Disponible online: 30/06/2020

Complicando una trombosis muy tardía de stent

Complicating a very late stent thrombosis

Pablo Salinas, Pedro Martínez-Losas, Hernán Mejía-Rentería, Luis Nombela-Franco, Iván J. Núñez-Gil y Antonio Fernández-Ortiz

Servicio de Cardiología, Hospital Clínico San Carlos e Instituto de Investigación Sanitaria del Hospital Clínico San Carlos (IdISSC), Madrid, España

Varón de 61 años portador de stent farmacoactivo (SFA) implantado hace 5 años (no hay más información disponible) que ingresa con un cuadro de infarto agudo de miocardio anterior. La coronariografía urgente reveló la presencia de una trombosis del stent muy tardía (TSMT) (figura 1A, stent indicado por flechas verdes, vídeo 1 del material adicional). Se consiguió avanzar, fácilmente, una guía Sion (Asahi Intecc) pero el catéter de tromboaspiración no consiguió cruzar la oclusión. Se optó por emplear un balón distensible de 2,5 mm que sí cruzó fácilmente la oclusión restaurando el flujo sanguíneo (figura 1B, vídeo 2 del material adicional). La ecocardiografía intravascular (IVUS) que se realizó confirmó la deformación del segmento proximal del stent (aplastamiento parcial) (figura 2A, las flechas rojas señalan los struts aplastados) y una notable infradimensión e infraexpansión del stent (diámetro medio del stent de 2,75 mm, flechas verdes, y diámetro de referencia de 4,5 mm, línea azul, figura 2B). La imagen angiográfica de realce del stent confirmó los hallazgos de la IVUS. Teniendo en cuenta la deformación del stent y la discordancia entre el stent y el tamaño del vaso, se optó por dilatar con un balón no distensible de 4 mm (20 atmósferas) e implantar un nuevo SFA de 4 mm x 28 mm con excelente resultado final (figura 3, vídeo 3 del material adicional). Se observa la presencia de posible puente intramiocárdico distal.

Figura 1.

Figura 2.

Figura 3.

Aunque la tomografía de coherencia óptica es el patrón oro para tomar imágenes del fracaso tardío del stent, en casos seleccionados, la IVUS ofrece mejores resultados para ver la trombosis del stent. La imagen por IVUS no se ve afectada por el trombo y tiene mayor penetración, algo importantísimo a la hora de valorar el verdadero diámetro del vaso. En este caso, la curva y la mala aposición propiciaron el peculiar trayecto de la guía, que fue inadvertido y facilitó la distorsión del stent. La IVUS proporcionó información esencial para valorar los factores mecánicos asociados a la TSMT y guio con éxito una intervención compleja. Si la oclusión se hubiese cruzado con la punta de guía prolapsada o si se hubiesen tomado imágenes después de dicha maniobra, quizá se habría podido evitar esta complicación.

MATERIAL ADICIONAL

Vídeo 1. Salinas P. H. DOI: 10.24875/RECIC.M20000126

Vídeo 2. Salinas P. H. DOI: 10.24875/RECIC.M20000126

Vídeo 3. Salinas P. H. DOI: 10.24875/RECIC.M20000126

Autor para correspondencia: Servicio de Cardiología, Hospital Clínico San Carlos, Prof. Martín Lagos s/n, 28040 Madrid, España.
Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. (P. Salinas).

Artículo especial

Recic 19 4 082 F4

Artículo original

Recic 19 4 084 F2
Recic 19 4 076 F1

Artículo especial

Figura2

Editorial

Artículo original

3Figura3



Una causa inusual de shock cardiogénico

Montserrat Gracida, Lara Fuentes, et al.

¿Cómo lo haría?
Ana Belén Cid Álvarez

Resolución
Montserrat Gracida, Lara Fuentes, et al.

Imágenes en cardiología

Recic 19 4 048 F1

Debate

Recic 19 103 F1
Recic 19 104 F1

Artículo original

Recic Uk 19 4 077 F1

Editorial

Revisión temática

Recic 19 4 089 F1

Cartas al editor

Recic 19 94 F1